A usted también le encantará su historia.

En la Edad Media, durante la construcción de las abadías de Cluny y Cîteaux, el cocinero de una obra elaboró una receta de galettes para que los obreros pudieran meterlas en sus bolsas y picarlas a lo largo del día. Unos siglos más tarde, Marie, la cocinera de Felipe el Bueno, encontró esta receta, la modificó y enrolló las galettes en el mango de su pala de madera. Así nació el barquillo de Borgoña.

Fabricado en Cluny, también puede encontrarlo en la tienda de nuestra Oficina de Turismo.

¿Le ha resultado útil este contenido?

Regístrese en

Compartir este contenido